El hackeo de cuentas sigue considerado como la mayor amenaza

Siete de cada diez usuarios sienten ser vulnerables a los fraudes online si utilizan la banca digital. Entre robo de identidad, hackeo, o clonasión son las principales preocupaciones que tienen las personas al realizar transacciones en este medio.  

Según lo indica el Diario Valor en su reportaje de los usuarios que utilizan los medios digitales para hacer transacciones el 58% de los encuestados dicen que le preocupan el robo de identidad, el 51% teme que sus tarjetas o wallet sean clonadas, al 36% le preocupa cometer errores al hacer transacciones en línea y el 35% que su pago se duplique.  

Para los usuarios encuentran que lo más importante para incursionar en los servicios financieros a través de internet es estar protegidos ante el fraude y piden claridad en la información, según lo comenta el gerente de investigación de la AMVO

Estos indican que el principal atributo que buscan en servicios financieros es que las entidades cuenten con herramientas de protección antifraude en medios digitales que no expongan sus datos o sus cuentas a los ciberdelicuentes y es que en el último año los ataque por este medio han crecido de manera exponencial debido al tema de la pandemia mundial en la que las personas se vieron forzados a utilizar los medios digitales para hacer desde sus compras hasta para realizar tramites bancarios.  

Teniendo en cuenta este dato nos deja ver que aumentar las estrategias de protección en medios digitales darán ventaja a las instituciones financieras con los usuarios, ya que contarán con la confianza de utilizar medios seguros en los cuales no tendría perdida de datos.  

Cómo monitorear y prevenir el fraude online 

Conocer los entornos en los cuales los usuarios utilizan para realizar transacciones ayuda a detectar conexiones sospechosas y así poder prevenir el fraude online o detectar riesgos asociados, esto solo es posible si las entidades cuentan con herramientas robustas que permitan monitorear de manera efectiva cualquier intento de fraude.  

Otra manera de monitorear es por medios del contenido detectar cualquier modificación de contenido ilegitima en la web que busque engañar y poner en peligro a los usuarios, detectando software malicioso con el navegador puede prevenir cualquier tipo de incidente.  

Conocimiento sobre las sesiones de usuarios online con inteligencia de amenazas para mejorar las asignaciones de riego de fraude. La biometría del comportamiento de los usuarios (gestos, patrones, cadencias, movimientos del dispositivo, entre otros) para detectar anomalías que permitan evitar intentos de suplantación de identidad.  

Monitorear las actividades financieras a través de múltiples grupos de trabajo y unidades estratégicas de negocios.  

Son la clave para poder tener un monitoreo de las transacciones online y poder definir patrones y mecanismos que nos ayuden a prevenir el fraude online.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *