GAFI vigilará NFTs y DEX

El Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI), dedicado a combatir el blanqueo de capitales y la financiación del terrorismo, ha fijado su mirada sobre los NFTs y los DEX. Lo hace en su borrador sobre los activos virtuales (AV). En la consulta pública de dicho borrador, GAFI califica de activos virtuales los NFTs que pueden facilitar el lavado de dinero (LA) y la financiación del terrorismo (FT). 

GAFI, NFTs y DEX 

El organismo internacional precisa que algunos NFTs que inicialmente no parecen activos virtuales, sí pueden serlo. Ello es debido a que “los mercados secundarios permiten la transferencia o el intercambio de valor o facilitan el lavado de dinero, el financiamiento del terrorismo y el financiamiento de su proliferación”. Así lo  recoge CipherTrace. Esta compañía especializada en combatir el criptocrimen ha realizado un resumen con las  principales consideraciones apuntadas por GAFI en el citado borrador. 

GAFI indica que una aplicación descentralizada o distribuida (DApp) no es un proveedor de servicios de activos virtuales (VASP). Los estándares, precisa, no se aplican al software o tecnología subyacente, pero sí a las entidades involucradas con el DApp. Es decir, los propietarios u operadores sí pueden ser VASP, según GAFI. 

OpenSea, DEX de NFT 

Los intercambios de criptomonedas descentralizados (DEX) y las plataformas o aplicaciones descentralizadas son consideradas VASP por GAFI. Conviene recordad que el DEX de referencia en el sector NFT es OpenSea, un intercambio descentralizado construido sobre Ethereum, donde pueden ejecutarse operaciones de compraventa al instante. Los DEX también desempeñan un importante papel en el ecosistema DeFi. 

Según lo indica el Observatorio en su artículo. 

GAFi también considera proveedores de servicios de activos virtuales a los servicios de depósito en garantía de los activos virtuales. Incluidos los servicios que involucran tecnología de contratos inteligentes, servicios de corretaje o servicios de intercambio de libros de pedidos. Igualmente, los servicios comerciales avanzados y los proveedores de custodia también se consideran VASP. 

Sobre el trato de los proveedores de servicios virtuales en los respectivos países, GAFI indica que deberán tener licencia o estar registrados en las jurisdicciones donde se crearon. Las diferentes jurisdicciones también pueden requerir que los VASP que ofrecen productos o servicios a los clientes tengan licencia o estén registrados en la jurisdicción. Las autoridades nacionales deben tener mecanismos para monitorear el sector VASP y para identificar a las personas físicas o jurídicas que realicen actividades u operaciones de AV sin la licencia o registro necesarios. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *