Las DeFi ya tienen su primer borrador por parte del GAFI

Con el auge del blockchain han venido en tendencia nuevos actores en el ecosistema financiero y una de ellas son las DeFi, las cuales la entidad GAFI tiene en la mira y por las cuales saco su primer borrador el pasado mes de marzo.  
 
El borrador es una orientación revisada para un enfoque basado en el riesgo para activos virtuales y proveedores de servicios de activos virtuales y los VASP.  

Para tener un claro entendimiento sobre este nuevo borrador del GAFI se debe de entender que son las DeFi, y es que en los últimos años y gracias al auge del internet las cosas en el sector financiero han tenido cambios acelerados y uno de estos cambios son los nuevos actores que hay en el mismo, así como la descentralización de la banca.  

Las DeFi (Decentralized Finance o Finanzas Descentralizadas, en español), son un conjunto de pequeñas piezas soluciones que en conjunto formen una gran solución financiera que invalide la necesidad de instituciones financieras centralizadas y opacas que ya no aportan valor.  

Lo que buscan las DeFi es que toda persona pueda tener acceso al ecosistema financiero o ser parte de él. Con estas plataformas las personas pueden obtener créditos sin tener que solicitarlo a un banco, todo esto gracias a los SmartContract, quienes facilitan los acuerdos y quitan la actuación de terceros dentro de la gestión de crédito.  

El GAFI introdujo por primera vez un activo virtual y un VASP en su glosario en 2018 y aclaró explícitamente que los estándares y recomendaciones del GAFI se aplican a ellos. En junio de 2019, el GAFI emitió una guía adicional para un enfoque basado en el riesgo para los activos virtuales y los VASP, ayudando a las autoridades a responder a las actividades de los activos virtuales y los VASP. Además, también ayudó a los actores privados que participan en actividades de activos virtuales a comprender sus obligaciones de cumplimiento ALD / CTF. Según ezanime.net 

Como se menciona al principio de este artículo el borrador esta dirigido para las VASP, sin embargo, el GAFI sugiere que las VASP pueden tener lugar a través de intercambio descentralizado y que la mayoría de los acuerdos existentes tienen alguna parte involucrada que califica como VASP. 

Por esta razón los DeFi entrarían en las regulaciones de las VASP. Además, el borrador de la guía especifica que cualquier persona que dirija la creación, el desarrollo o el lanzamiento del software para proporcionar servicios VASP con fines de lucro probablemente también sea un VASP. 

El GAFI explica que es probable que una entidad de toma de decisiones que controle los términos del servicio financiero prestado también sea un VASP, teniendo en claro que poner en marcha una infraestructura equivale a ofrecer los servicios, y encargarles a otros que la construyan equivale a construirla realmente. Todo el ciclo de vida de un producto o servicio es relevante, y la descentralización de cualquier elemento individual de las operaciones no afecta la calificación como VASP y no exime a dicho VASP de sus obligaciones. 

Entrar entre las VASP tiene algunas implicaciones y una de ellas sería la aplicación de la Regla de Viaje, donde las VASP deberán realizar controles exhaustivos de Conozca a su Cliente y AnyiLavado de dinero para el originador y el beneficiario de las transacciones. Estos requisitos impuestos a los particiapnates de DeFi plantean muchas preocupaciones, entre las que se encuentran las cuestiones de privacidad y protección de datos. 

Enconclusión las DeFi actualmente tienen una regulación nula en comparación con las finanzas centralizadas tradicionales y cada vez las DeFi son más usadas por lo que es inevitable la regulación de las mismas. Sin embargo, el borrador de la guía del GAFI plantea algunas preguntas. Según la propuesta actual, todo tipo de partes consideradas partes centrales, entidades involucradas o proveedores podrían enfrentar una alta carga de cumplimiento de un VASP, incluso si su papel en un proyecto DeFi es limitado, ya sea en el tiempo o en méritos. 

La falta de mayor claridad en cuanto a exactamente quién y cuándo quedaría incluido en una definición de VASP podría llevar a los países individuales a adoptar un amplio alcance regulatorio y sobrerregular. Tampoco está claro cómo las obligaciones de VASP podrían aplicarse en la práctica a DeFi o cumplirse a través de protocolos DeFi, software autónomo y billeteras no alojadas. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *