¿Qué es el lavado de Dinero, quien es el responsable de combatirlo y cómo evitarlo?

El lavado de dinero (también conocido en otros países como lavado de capitales, lavado de activos, blanqueo de dinero,​ legitimación de capitales, operaciones con recursos de procedencia ilícita o blanqueo de capitales) consiste en hacer que los fondos o activos obtenidos a través de actividades ilícitas aparezcan como el fruto de actividades legales e ingresen sin problema en el sistema financiero. Tomado de Wikipedia

Aunque se trata de un problema serio en la actualidad, la realidad es que el lavado de dineros es tan antiguo como la moneda misma, pero con el paso del tiempo las técnicas para lavar dinero se han modernizado tanto en cantidad como en complejidad. 

Los bancos o entidades financieras trabajan arduamente para combatir el lavado de dineros, la figura que se encarga de liderar esta área es el oficial de cumplimiento que como bien lo dice su cargo se encarga de vigilar el cumplimiento de los aspectos normativos en temas relacionados con prevención de LAFT presentes y las futuras normas que puedan surgir, inspeccionar que se ejecuten de manera eficiente y oportuna todas las etapas de la implementación y funcionamiento del SARLAFT o SAGRLAFTY, así mismo que se generen las medidas correctivas al sistema, promoviendo programas de capacitación en temas relacionados con prevención de lavado de activos y financiación de terrorismo al interior de la organización para todo el personal entre otras actividades. Tomado de Perfil del oficial de cumplimiento. 

Una de las formas de evitar y prevenir el lavado de dinero es que la entidad cuente con un sistema de monitoreo transaccional que le permita conocer a sus clientes para identificar sus comportamientos usuales e identificar posibles transacciones sospechosas que se puedan presentar, investigar y reportar mediante el sistema de alertas, realizar una correcta segmentación del cliente, tener en cuenta las listas restrictivas, contar con una matriz de riesgo y establecer políticas que le permitan tener unos criterios y unas regulaciones claras y específicas que se comuniquen en toda la compañía. Es recomendable que las empresas cuenten con un manual sobre las buenas prácticas para prevenir el lavado de dinero, esto con el fin que pueda ser consultado por sus empleados cuando necesiten saber qué herramientas usar, cómo actuar y de qué manera prevenirlo. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *