Consejos que debería conocer para prevenir el fraude online

En esta era digital, la relevancia en la lucha contra los fraudes online se vuelve esencial. Muchas veces nuestros negocios y finanzas personales, dependen de mantener la seguridad contra los potenciales ataques cibernéticos, y resulta trascendental encontrar la forma de sentirnos seguros frente a estas amenazas.

Hoy en día, los dispositivos electrónicos hacen parte de nuestro diario vivir. Las metodologías para realizar transacciones monetarias, como inversiones, compras, y ventas, son realizadas cada vez con mayor frecuencia con la facilidad de un solo “clic”. La diversificación de aplicativos para estos usos se multiplica por minuto, por lo que la protección de los datos de las compañías y de sus clientes, se vuelve cada vez más esencial.

Muchas de las metodologías de fraudes ya son muy conocidas, como es el phishing, el cual busca a través de información engañosa obtener contraseñas o información personal sobre cuentas bancarias y medios de pago. Otras son más elaboradas y menos conocidas, como el malware, programas maliciosos que realizan robo de información, contraseñas y demás.

Es por esto que resulta esencial mantener la prevención en progreso y actualizada, ante la innovación de los perjudiciales usos de la tecnología. Por ello, analizaremos cuales son las cuestiones a tener en cuenta para la prevención del fraude online.

¿Cuáles son las principales formas para evitar el fraude online?

Los puntos principales para la prevención que han de tenerse en cuenta son los siguientes:

  • El centro de la prevención está en la mejora de las barreras frente al fraude. El crecimiento y perfeccionamiento de estos muros es esencial para poder adaptarse a los cambios en el ambiente y así encontrarse siempre protegidos y confiados.
  • Por otro lado, resulta primordial hacer verificaciones en la información de forma transversal y longitudinalmente, para así abarcar todos los peligros inminentes, y todas las formas derivadas que se pueden generar.
  • Y, por último, pero no menos importante, está la atención en las anomalías. Toda diferencia u ocurrencia fuera de la norma, es un punto de atención para evitar el fraude, y la asimilación de esa información a futuro es fundamental para crear nuevas normas capaces de detectar a futuros parámetros similares.

¿Cuál es la solución ante este peligro?

Para luchar contra estos crímenes, un ojo alerta no siempre es suficiente. La tecnología puede, y está siendo un aliado notable en la lucha de las organizaciones, para la identificación de comportamientos y conductas sospechosas.

Las tecnologías y herramientas que se destacan en la actualidad, son aquellas basadas en la inteligencia artificial (AI). 

Estas plataformas realizan un arduo trabajo para la identificación, control y monitoreo posterior de aquellos comportamientos que representan riesgos. Protegiendo así tanto a los clientes de potenciales fraudes, como a las organizaciones de riesgos más grandes.

¿Y cómo es el proceso que realizan las plataformas?

Estas plataformas funcionan a través de la configuración de algoritmos que en milésimas de segundos, pueden detectar aquellos comportamientos compatibles con ejecuciones propensas al fraude o crímenes electrónicos.

Como primer paso, el algoritmo compara las transacciones realizadas en cada oportunidad por los usuarios (con el perfil de estos) a partir de su historial. De esta forma puede identificar situaciones, comportamientos y conductas en cada transacción.

Los mismos datos, antes obtenidos, se contraponen con toda la información externa (principalmente External data; que puede examinar desde la ubicación IP, hasta horarios de conexión y dispositivos utilizados) que será analizada por la AI para evaluar la amenaza que cada transacción en sí conlleva, y así poder detectar los diferentes tipos de fraudes.

Luego un analista de riesgo analiza la información suministrada y hace la evaluación del posible riesgo, haciendo un análisis y realizando un informe en caso de considerar una amenaza. Se compara los patrones de comportamientos con el historial ya disponible, y los incorpora a los algoritmos para continuar el proceso de perfeccionamiento de este.

Este círculo virtuoso genera la retroalimentación de la plataforma de forma constante para que su desarrollo y agudeza crezca, y el riesgo se reduzca. Logrando, reducir los tiempos requeridos para la prevención o control de las amenazas, y los márgenes de errores de éstos, complementando cada vez más la interrelación de factores y variables.

¿Qué tecnologías utilizan estas plataformas?

Estas plataformas funcionan con diferentes tecnologías que permiten la identificación de los comportamientos y de las amenazas a través de diferentes metodologías y variables. Esta interrelación que no es posible por el ojo humano, permite la exactitud, y en un tiempo récord.

Una variable clave suele ser la biometría del comportamiento de los clientes, reconociendo los gestos, los patrones, los movimientos dentro de los dispositivos, buscando comportamientos anómalos. Derivada de la misma se desprende el análisis vinculado con los dispositivos, contemplando diversos parámetros, respecto de la utilización de los dispositivos móviles y electrónicos. Y a este último se le agrega lo que se refiere al contenido, y el monitoreo de las modificaciones de este, de forma ilegítima en la web, detectando la potencial interacción de malware con el navegador. 

Las plataformas buscan realizar un monitoreo durante la sesión de los usuarios en tiempo real, evaluando sus movimientos y detectándolos en fracciones de segundos, las pautas que no condicen con los comportamientos habituales. Algunos de los proveedores también utilizan al mismo tiempo el perfil financiero del cliente, buscando la prevención del fraude, a partir de una detección temprana del riesgo. Complementándose al brindar una solución transversal, ya que realiza un monitoreo de la totalidad de los movimientos desde sus servidores.

De esta forma la retroalimentación y la interacción de variables, los prestadores de estos servicios a la vanguardia acompañan a las empresas en la prevención del fraude online, manteniendo márgenes de trabajo cada vez más seguros para su crecimiento y la seguridad de sus consumidores.

Artículo generado por SmartSoft

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *