Perdidas por fraude digital

En este 2021 la gran mayoría de las personas realiza, al menos, una transacción por medios digitales ya sea una compra, pedir comida, hacer una transferencia o hacer el pago de un servicio. La comodidad de estos nuevos medios es lo que hace que cada vez más usuarios quieran o deban de utilizar estos medios.

En el pasado era inimaginable tener que hacer una transacción sin hacer una fila, con suerte, de menos de 10 minutos en un banco o no tener que ir a una ventanilla de proveedores a pagar algún servicio, pero gracias a los avances tecnológicos eso es posible se pasó de tener que desplazarnos de nuestro hogar o trabajo a un banco a solo hacer un par de clicks y realizar casi cualquier gestión bancaria y gracias a estos beneficios es que cada vez son más usuarios los que se unen a utilizar este medio.

Como era de esperarse no todo podía ser bueno con los medios online, ya que no solo los usuarios vieron beneficios en la banca digital, también lo hicieron los llamados fraudster (defraudadores) que vieron un negocio interesante en este medio, en donde vieron una gran cantidad de usuarios y banca desprotegida y a la cual le podían sacar una gran ventaja.

Se dice que las estafas en medios digitales son una moda naciente por el crecimiento de usuarios en la red, pero esta tendencia pronto será una constante ya que este medio en vez de desacelerar su crecimiento se mantiene y sigue. Así que también pasará lo mismo con los estafadores online.

“Se estima que entre el 2021 y 2025 se pierdan más de 260,000 millones de dólares”

Juniper Research

La rápida evolución del fraude es lo que hace que esas cifras sean algo no muy lejano, ya que hoy en día son muchos los usuarios que dicen haber sido víctimas, la rápida respuesta que han tenido las instituciones financieras para mitigar esta subida de casos de fraude ha sido muy efectivas, la aplicación de tecnologías de aprendizaje hace que las máquinas puedan aprender patrones de comportamiento y así prevenir futuros casos.

Pero, sabemos que a pesar de estas acciones los defraudadores seguirán avanzando con nuevas tácticas para poder adelantarse a estos bloqueos, haciendo pensar que es lo que los motiva a seguir cometiendo estos delitos. Es claro que es un beneficio muy lucrativo en el que tienen que poner poco esfuerzo para poder realizar su objetivo.

Ya no se necesita ser parte de una red de hackers para poder realizar fraudes en medios digitales, de hecho, en los últimos años hemos visto casos en los que los defraudadores no trabajan en equipo y son cada vez más jóvenes, uno de los casos que más reconocido el año pasado fue el de un joven de 17 años que hackeo las cuentas de varios famosos y empresarios cometiendo varios fraudes, entre ellos pedir a los usuarios que seguían a estas personas transferencias de criptomonedas.

Esto nos deja ver que cada día son personas con menos conocimiento los que cometen fraude, siendo los jóvenes los que más tienden a hacer este tipo de fraudes por medio de phishing y el robo de tarjetas bancarias.

Los números no mienten y es que cada vez son las personas las que están siendo o victimas o partidarias del fraude por lo que estar protegido para poder prevenir esto casos es necesario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *