Dos grandes problemas que aquejan el mundo actual, fraude y el lavado de dinero y financiamiento al terrorismo.

Hoy en día dos grandes problemas que aquejan al mundo actual son el fraude y el lavado de dinero y financiamiento al terrorismo. Dichas actividades ilícitas debido a su origen delictivo exponen al estado y a la sociedad a peligros que están directamente relacionadas con aspectos como lo son el fraude, las estafas electrónicas, la corrupción, el tráfico de personas, el narcotráfico, las pandillas o maras, la venta de armas, entre muchas otras, solo por mencionar algunos.

El desarrollo de internet y las nuevas tecnologías favorecen ampliamente el accionar de las organizaciones delictivas y a utilizar una serie de metodologías para lograr sus objetivos. Es de resaltar que la pandemia provocada por el COVID-19 provocó un incremento en esta problemática y el desafío para combatir y luchar contra este tipo de delitos se incremento.

Algunas de las cifras alarmantes que se pueden mencionar para tener una visión del panorama al cual nos enfrentamos son:

 

  • Las multas en 2020 por temas vinculados al lavado de dinero sumaron US$10.400 millones en el mundo. Eso representa un incremento del 80% respecto a años anteriores según lo indicado por EstarInformado.
  • “The Global Threat Assessment” (La Evaluación de la Amenaza Global), un informe de John Cusack, expresidente del grupo Wolfsberg, una asociación de bancos, estima que en 2018 se perpetraron crímenes financieros por US$5,8 billones, un valor equivalente al 6,7% del PBI global.
  • El Jefe de estrategia de seguridad cibernética de VMware Inc., testificó ante el Subcomité de la Cámara de Seguridad Nacional, Desarrollo Internacional y Política Monetaria el mes pasado, diciendo que los ataques cibernéticos contra el sector financiero aumentaron un 238% entre febrero y abril del 2020, el período pico cuando COVID-19 se estaba extendiendo por gran parte de los EE. UU.
  • Según estudios generados por la ACFE “Association of Certified Fraude Examiniers”, la principal organización antifraude en el mundo indica en el Reporte a las Naciones del 2020 que el costo global del fraude ocupacional significan pérdidas por más de $3.6 billones de dólares.

Esta situación conlleva un reto para las instituciones financieras, uno de los sectores que se encuentran mayormente expuestos al estar al alcance de prácticamente todo el mundo y constituyen la puerta más accesible para introducir dinero de origen delictivo o bien cometer fraude.  El sector financiero deben asegurarse estar lo suficientemente preparado para hacer frente al problema, entender que estos grupos son notoriamente creativos para cometer sus actividades ilícitas, por lo tanto deben trabajar duro para luchar contra personas inescrupulosas y evitar este tipo de delitos, ganarse la fidelidad de sus usuarios y salvaguardar el bienestar propio de la institución.

El sector financiero tanto público como privado está obligado adoptar medidas de control y una de las estrategias más acorde para combatir el crimen financiero es desde la prevención, dicho lo anterior uno de los aspectos más importantes es contar con una adecuada herramienta tecnológica de monitoreo.

Sin embargo, en la mayoría de casos, los múltiples canales financieros son protegidos por soluciones independientes, no integrales y evitan de esta manera el análisis cruzado de la información y la detección de anomalías, por lo que los indicadores de falsos positivos aumentan y la detección efectiva disminuye. La ciberdelincuencia, la sofisticación y la velocidad de los nuevos ataques impiden una rápida reacción si no se cuentan con las herramientas adecuadas.

Es aquí donde surge Sentinel Cloud, una plataforma integral tecnológica, innovadora, robusta, diseñada bajo modernas arquitecturas que a través de un servicio “SaaS” (Software as a Service) ofrece como solución una visión completa del comportamiento del cliente de la institución financiera.

Sentinel Cloud posee un conjunto de  herramientas para la prevención, detección y revisión de la actividad inusual, por medio de la evaluación del riesgo de las transacciones en tiempo real, la construcción de modelos de análisis predictivo basados en múltiples modelos de inteligencia artificial, la calificación del nivel de riesgo de los clientes para establecer controles y manejar parámetros, utiliza un algoritmo de similitud para que las entidades financieras pueden validar clientes contra listas restrictivas al aplicar la debida diligencia, permite generar un análisis de la geolocalización para determinar comportamientos anómalos y cambios en la habitualidad de los clientes, analizar la actividad inusual, crear casos de investigación y permite generar reportes y paneles de control para analizar cada aspecto del negocio.

Uno de los beneficios de Sentinel Cloud está en la mejora en la tasa de detección y disminución de las pérdidas por fraude hasta en un 85%,  este ahorro se maximiza cuando la afectación al negocio es mínima y la atención de la actividad inusual es eficiente.

Por otra parte, Sentinel Cloud brinda a la institución financiera las herramientas para cumplir los estándares requeridos por los reguladores locales e internacionales y tiene la capacidad de adaptarse a los cambios en el marco normativo, evitando de esta manera sanciones que impliquen una pérdida económica o reputacional a la institución.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *