¿Se convertiría El Salvador en un nuevo paraíso fiscal?

El proyecto que anunció el pasado sábado el presidente Nayib Bukele, y que consistiría en una ciudad dedicada exclusivamente al Bitcoin, podría significar un alto riesgo para el país. Luego del anuncio de la ciudad Bitcoin y de la emisión de hasta $1,000 millones en bonos Bitcoin, podría interpretarse que el país se convertiría en una especie de sede para esa nueva bolsa de valores que surgiría a partir de este tipo de bonos.

Este escenario significaría riesgos institucionales y normativos, con respecto a los temas fiscales, pues podrían causar que El Salvador “se convierta en un paraíso fiscal y para el lavado de dinero si no se tienen los cuidados necesarios”, esto debido a los incentivos que se les dará a los inversionistas que se instalen ahí, entre los cuales está el exonerarlos de impuestos como a la propiedad o a las ganancias que obtengan a partir de la criptomoneda.

Otro punto que destaca es que destinar recursos públicos para la implementación del Bitcoin como tal, no es la forma correcta de hacerlo, por lo que apunta que el Fondo Monetario Internacional (FMI) ha sido reiterativo en señalar los riesgos fiscales que conlleva.

De hecho, en un comunicado que resumía algunas de las observaciones que hizo el FMI sobre la situación fiscal del país, como parte de las revisiones del Capítulo IV, el organismo volvió a afirmar que la criptomoneda no debería ser de curso legal en el país, pues implica inseguridad financiera para los ciudadanos.

Además, la adopción del Bitcoin a través de la creación de la Ley que lo respalda ha sumado a una serie de decisiones políticas que han causado que el perfil de riesgo del país caiga a niveles bajos históricos en lo que respecta al precio de los bonos soberanos que el país ha emitido en concepto de deuda pública.

Fuente: El Salvador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *