Prevenir enfermedades y cambio climático con dinero del lavado de dinero

El lavado de dinero alcanza cada año hasta un 2,7% del Producto Interno Bruto mundial. Este delito, junto a la corrupción y la evasión de impuestos constituyen un fraude que priva a los gobiernos de recursos que ayudarían en la respuesta a las emergencias que asolan al planeta. La adopción de estándares internacionales de integridad financiera haría posible recaudar esos fondos para aliviar las contingencias e impulsar el desarrollo sostenible.

El dinero que se obtiene por parte de la incautación de bienes por lavado de dinero y otros delitos derivados de este, podrían ser la solución de muchos países para combatir problemáticas importantes como lo es en temas de salud o para combatir temas del cambio climático.

El lavado de dinero permitiría a los gobiernos tener acceso a compra de medicamentos como es el caso del COVID-19 en el que se podría tener acceso a la compra de dosis para combatir la enfermedad. Por el lado ambiental este dinero serviría para que los gobiernas tengan acceso a activos que permitan crear programas de conservación, para el mantenimiento o compra de áreas protegidas.

El lavado de dinero es una problemática que encierra en ella muchos puntos, ya que este no es solamente un acto proveniente de negocios ilícitos, sino que muchas veces estos dineros son destinados para financiar organizaciones terroristas y muchas otras más actividades ilegales que a la larga pueden ser una problemática importante para los gobiernos.

Fuente: Naciones Unidas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.