Cómo se puede proteger a la entidad financiera del fraude financiero sin entorpecer la experiencia del usuario

Las amenazas de seguridad son unos de los principales desafíos que las empresas enfrentan hoy. Daños causados por ciberataques costaron empresas y gobiernos entidades $ 6 billones en 2021. Pero hay nuevos retos que la tecnología de la información y los equipos de seguridad deben enfrentar. Ahora, estos luchan con la capacidad de detectar, identificar y responder de forma proactiva cada vez más sofisticados ataques. Por eso, estamos viendo un cambio hacia nuevos enfoques en cibertecnología disruptiva.

El rápido crecimiento y adopción de los servicios financieros digital ha llevado a un aumento de las tasas de fraude. Y a pesar del aumento de las inversiones en protección contra el fraude, las pérdidas financieras siguen siendo más altas, exponiendo brechas en los controles tradicionales de prevención y autenticación del fraude. Según la Encuesta Global de Delitos Económicos y Fraude 2020 de PwC, el fraude costó a las organizaciones participantes $ 42 mil millones sobre 24 meses.

Las plataformas que ofrecen cifrado de extremo a extremo están reemplazando fuentes de defensa avanzados. Tal estrategia da a las organizaciones una ventaja en la protección de sus redes y proporciona una seguridad inigualable para sus clientes y personal.

Hay una principal razón por la que las organizaciones están empleando este enfoque. La experiencia digital de los usuarios es central para el éxito empresarial porque la interrupción más pequeña puede dañar la marca.

Por eso, los bancos y las instituciones financieras están pasando por una rápida transformación digital, buscando formas de ofrecer más funcionalidad en línea y en la plataforma móvil.  Manteniendo al mismo tiempo el valor de la marca, la seguridad y la máxima comodidad.

Las organizaciones financieras venden experiencia digital. Esto no es algo fácil de ofrecer frente a tantas tendencias tecnológicas que cambiaron la forma en que los clientes quieren interactuar en línea y la necesidad de equilibrar los riesgos de seguridad inherentes y los requisitos de cumplimiento. De hecho, un estudio bancario reciente concluyó que la mayoría de los bancos no capitalizan sus inversiones en marketing digital y canales digitales. Esto resulta en tasas de abandono del 70% al 90% cuando los clientes potenciales intentan abrir una cuenta en línea.

La seguridad y la protección contra el fraude se han entrelazado cada vez más en el panorama digital actual. Las soluciones modernas de prevención y mitigación del fraude deben permitir un equilibrio entre la interacción digital útil y atractiva, tanto como la gestión general de la identidad y el marco de autenticación sólida. Esto incluye la reputación del dispositivo, que es necesario para respaldar las relaciones y transacciones de confianza.

Necesitamos soluciones de validación de identidad en línea y evaluación de riesgos de fraude casi sin fricciones. Estos deben integrarse completamente tanto con la infraestructura de seguridad de un sitio web como con el diseño de la experiencia del usuario implementado en múltiples dispositivos.

Pagos más rápidos y aumento de la actividad digital amplían la superficie para el fraude sofisticado y los ciberataques. Las empresas financieras reconocen cada vez más que estos ataques, y las pérdidas financieras resultantes, no pueden abordarse de manera aislado. Sin embargo, muchos todavía luchan con varios bloques organizativos y tecnológicos para lograr una colaboración efectiva entre los equipos de seguridad y fraude. El uso de la seguridad de extremo a extremo puede ayudar a abordar estos desafíos a través de innovaciones en análisis de datos, automatización y aprendizaje automático. El mismo va a permitir la colaboración entre los equipos de seguridad y fraude para ayudar a interrumpir los delitos financieros, mejorar la eficiencia operativa y la experiencia del cliente. Al gestionar el fraude y la fricción sin problemas, los estrategas digitales y los gerentes para productos de banca en línea pueden ofrecer la experiencia que los consumidores buscan e impulsar más funcionalidad al canal digital.

El malware actual está diseñado específicamente para eludir el antimalware y los productos de ciberseguridad. Evitando detonar en sandboxes tradicionales y usando scripts y documentos que evitan fácilmente las herramientas tradicionales y de próxima generación. Sentinel ofrece una protección contra el fraude para organizaciones de cualquier tamaño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *