Ley contra delitos financieros en México

Se dispone el delito financiero como la acción de violar una Ley en perjuicio económico de terceros. Se ha incrementado la incidencia de estos delitos, los riesgos reales de sobornos y fraudes en todas sus modalidades ha aumentado considerablemente dado el acceso a tecnologías nuevas y emergentes, las redes sociales y la inestabilidad política y económica, lo cual es un problema que alerta a directivos corporativos y ejecutivos de alto nivel.

Los delitos financieros que se disponen son: fraude empresarial, administración de malos usos de plataformas tecnológicas, servicios que abordan el fraude a nivel empresarial, abuso de mercado, lavado de dinero, soborno, extorsión y cohecho financiero, entre otros.

Actualmente no hay una ley que se enfoque en forma específica a combatir los delitos financieros, por lo que podemos encontrar en distintas leyes civiles, mercantiles y penales, referencia a los delitos financieros y la forma en que se castigan.

Las principales leyes en las que se encuentran disposiciones que hacen referencia a los delitos financieros son: el Código Civil, Código de Comercio, Ley de Instituciones de Crédito, Ley de Organizaciones y Actividades Auxiliares de Crédito, Ley de Mercado de Valores, Ley Federal de Instituciones de Fianzas, Ley General de Instituciones y Sociedades Mutualistas de Seguros, Ley de los Sistemas de Ahorro para el Retiro, Código Federal de Procedimientos Penales, Código Fiscal de la Federación y Código Penal Federal.

No existe una ley específica para combatir los delitos financieros. Las instituciones de crédito derivan las quejas de los usuarios que han sido víctimas a la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los usuarios de Servicios Financieros (CONDUSEF) que, entre sus funciones tiene la de orientar a los usuarios que desean hacer inversiones, sobre este tema.

Debe distinguirse entre inversión y ahorro. Las Cajas Populares de Ahorro y Préstamo por lo general no están protegidas por el Instituto para la Protección al Ahorro Bancario (IPAB) antes FOBAPROA.

Fue hasta 2019 que la Ley de Transparencia Corporativa se promulgó en los Estados Unidos para continuar el combate al lavado de dinero y financiamiento al terrorismo que en algo ayuda a combatir los delitos financieros. Esa Ley exige que cada solicitante de una L.L.C. o una empresa pantalla informe a la Red Contra Delitos Financieros (FINSER) por su acrónimo en inglés, la fecha de nacimiento y la residencia actual de los beneficiarios.

Es de gran importancia que las instituciones financieras busquen alternativas que permitan incrementar sus medidas de seguridad para combatir los delitos financieros, teniendo en cuenta que esto les ayuda a mantener un alto prestigio y proteger de manera adecuada a sus clientes.

Por lo anterior las entidades deben prepararse para combatir estos ataques fraudulentos invirtiendo en herramientas que les permitan detectar el cumplimiento, prevención, investigación, solución y monitoreo de cualquier tipo de movimiento, transacción u operación sospechosa. Tomado del articulo original del Inofmador.mx Luis Jorge Cardenas Díaz